Técnicas de barrera Dental

Los guantes médicos (de látex o vinilo) siempre deben ser usados para la protección del personal y pacientes en los entornos de cuidado dental, cuando existe potencial contacto con sangre, saliva contaminada con sangre, o las membranas mucosas.

Los guantes no estériles son apropiados para controles y otros procedimientos no quirúrgicos, pero si deberán usarse guantes estériles para los procedimientos quirúrgicos.

Antes del tratamiento con cada paciente, deberían lavar sus manos y colocarse guantes nuevos; después del tratamiento con cada paciente y cuando finaliza la operatoria dental, deberían quitarse y desechar los guantes, y luego lavar sus manos.

Siempre deberían lavar sus manos y cambiarse de guantes entre paciente y paciente. Los guantes quirúrgicos o de examinación no deben lavarse antes de ser usados, ni tampoco deben lavarse, desinfectarse, o esterilizarse para su reutilización.

El lavado de guantes puede causar “wicking” (penetración de líquidos a través de los agujeros no detectados en los guantes) y por lo tanto no es recomendado.

El deterioro de guantes puede ser causado por agentes de desinfección, aceites, ciertas lociones basadas en aceite, y tratamientos de calor, como el autoclavado.

Técnicas de barrera Dental

Se deben utilizar máscaras faciales plásticas o máscaras quirúrgicas y gafas protectoras si hay probabilidades de salpicado con sangre u otros fluidos del cuerpo, como es común en odontología. Cuando se utiliza una máscara, ésta debe cambiarse entre los pacientes o durante el tratamiento con el paciente si ésta se moja o se humedece.

Los protectores faciales o las gafas protectoras deben lavarse con un agente de limpieza apropiado y, cuando la suciedad se hace visible, deben ser desinfectados entre pacientes y paciente.

La indumentaria de protección como vestidos reutilizables o desechables, trajes de laboratorio, o uniformes, deberían ser usados cuando existan posibilidades de ser ensuciados con sangre u otros fluidos del cuerpo.

La ropa protectora reutilizable debería ser lavada, usando un ciclo del lavado normal, según las instrucciones de los fabricantes de la máquina lavadora y del detergente. La indumentaria protectora debe cambiarse al menos diariamente o en cuanto se ensucie visiblemente.

La indumentaria protectora y dispositivos (incluyendo los guantes, máscaras, y protectores de los ojos y de la cara) usados para actividades de laboratorio o del cuidado del paciente, deben quitarse antes de retirarse de las áreas del consultorio dental.

Deben usarse papel impermeable, láminas de aluminio o cobertores plásticos para proteger artículos y superficies (ej. asas de luz o la cabeza de la unidad radiográfica) ya que éstos pueden contaminarse con sangre o saliva durante el uso y que luego son difíciles o imposibles de limpiar y desinfectar correctamente.

Entre pacientes, los cobertores deben ser quitados y desechados (mientras tengan los guantes puestos), y reemplazados (después de quitarse los guantes y del lavado de manos) con material limpio. El uso apropiado de la goma de dique, la evacuación de aire de alta velocidad, y el adecuado posicionamiento del paciente, deben minimizar la formación de gotas, salpicaduras, y aerosoles durante el tratamiento del paciente.

También se deberá usar protectores para salpicaduras en el laboratorio dental.

David. A. Reznik

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *